Capitalización prestaciones de desempleo ¿Es una fórmula válida para generar empleo?

Capitalización prestaciones de desempleo ¿Es una fórmula válida para generar empleo?
El pago único de la prestación por desempleo se está consolidando como una de las alternativas que las personas que se encuentran en el paro barajan para salir de esta situación.

El pago único de la prestación por desempleo se está consolidando como una de las alternativas que las personas que se encuentran en el paro barajan para salir de esta situación.

La devolución de la prestación por desempleo: un poco de contexto

España atraviesa una crisis económica de gran gravedad desde 2008. Una de sus consecuencias ha sido la destrucción masiva de puestos de trabajo y la precarización de los existentes y de nueva creación. Por lo tanto, se puede hablar de una crisis estructural de gran magnitud. 

En este sentido, la crisis económica requiere de medidas generales de amplio calado. De políticas coordinadas y reformas, aunque puedan ser discutibles, para salir del círculo vicioso en el que había entrado la economía española. 

Las cifras de paro de los primeros años de esta década son inasumibles para un país desarrollado. Especialmente duras, por otro lado, son las proporciones del desempleo juvenil, que han llegado a alcanzar la mitad de la población activa de estas generaciones. 

Por lo tanto, entre estas medidas de adaptación de la economía española, hay que insertar, como una ayuda más, el pago único de la prestación de desempleo. 

Como es sabido, en España, se abona, en virtud del cumplimiento de una serie de requisitos que figuran en la Ley General de Seguridad Social, la prestación de desempleo para las personas que no tienen trabajo. El cobro de este subsidio está sujeto a una serie de plazos y condiciones. Es decir, no se cobra en todos los contextos ni de manera indefinida. 

El paro, en líneas generales, se interpreta como una situación temporal y provisional. El subsidio al que da derecho sirve para sostener las capacidades económicas ante la carencia de ocupación. 

Sin embargo, los derechos contraídos también pueden suponer un incentivo para emprender y abandonar esta situación indeseada de estar sin trabajo. Es posible, según la ley, solicitar la capitalización de la prestación por desempleo. 

Entre otras cosas, ya que, cuando uno emprende un negocio por cuenta propia en calidad de trabajador autónomo, no cabe la compatibilidad de seguir cobrando la prestación por desempleo. En este supuesto y en función de unos requisitos que, posteriormente, se desgranarán, se contempla la posibilidad de cobrar en un pago único lo que resta por percibir de este subsidio. 

En este sentido, la capitalización del pago único se revela como un fuerte incentivo al autoempleo, ya que esos fondos se pueden utilizar para financiar los siempre complicados primeros pasos de un proyecto laboral autónomo. 

¿Qué es, a grandes rasgos, la capitalización de la prestación por desempleo?

Como se había comentado anteriormente, esta medida pretende fomentar el autoempleo entre los beneficiarios de la prestación contributiva de desempleo y mediante el cobro de esta. 

Básicamente, los beneficiarios de esta política son los siguientes:

  • Quienes van a trabajar como autónomos. No están incluidos en esta categoría los económicamente dependientes que hayan firmado un contrato con una empresa a la que habían estado vinculados contractualmente con anterioridad. 
  • Quienes se vayan a incorporar a sociedades mercantiles o cooperativas, en calidad de socios. 
  • Quienes vayan a utilizar la cantidad recibida para efectuar un aporte al capital social de un organismo mercantil de nueva constitución o que se haya fundado en el plazo máximo de un año antes de dicha aportación. En este aspecto, hay que tener el control óptimo de la sociedad, desarrollar en ella una actividad profesional y estar de alta en la Seguridad Social. Básicamente, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) o Régimen Especial de los Trabajadores del Mar. 

¿Qué requisitos han de cumplir quienes desean obtener el pago único de la prestación de desempleo?

Como también se había avanzado, el cobro de esta ayuda está sujeto al cumplimiento escrupuloso de una serie de requisitos, los cuales se explicitan en las siguientes líneas:

  • Tener el derecho de percibir la ayuda del paro y estar a expensas de obtener, en la fecha de la solicitud del pago único, por lo menos, el equivalente a tres meses de esta ayuda. En caso de ser titular del derecho a la prestación por cese de actividad, será necesario estar pendiente de recibir la cuantía relativa a un intervalo de, por lo menos, medio año.
  • No haber cobrado la prestación por desempleo, en cualquiera de las modalidades, durante el cuatrienio anterior a la solicitud del pago único. 
  • Empezar la actividad laboral en el plazo mínimo de un mes, contado a partir de la resolución de concesión del derecho al pago único y siempre en fecha posterior a la solicitud de este.
  • Si se ha procedido a la impugnación de la conclusión del trabajo que origina la prestación por desempleo cuya capitalización se ha solicitado, la petición del pago único tendrá que llevarse a cabo con posterioridad a cuando se resuelva el fallo en cuestión. 
  • Carecerán del derecho a cobrar el pago único para inscribirse como trabajadores por cuenta propia o autónomos asociados a una entidad mercantil las personas que, en los dos años anteriores a la petición de pago absoluto, hayan compaginado la prestación contributiva de desempleo con el trabajo por cuenta propia. 

Por otra parte, cabe la posibilidad de pedir más datos sobre esta ayuda mediante llamada telefónica al número de atención a la ciudadanía 901 119 999. Otras posibilidades pasan por acercarse al Punto de Asesoramiento e Inicio de la Tramitación (PAIT), lugar en el que recibir información de la ayuda y donde es posible comenzar con los trámites de constitución de la empresa, o entrar al CIRCE.

¿Qué obligaciones comporta la obtención del pago único?

Lógicamente, el pago único no se otorga a fondo perdido, sino que ha de poder constatarse que esta concesión se va a destinar a los objetivos enunciados con anterioridad. Hay mecanismos para comprobar estos extremos y, en caso de irregularidades, exigir la devolución de la prestación.

A continuación, se señalan las principales obligaciones que contrae el beneficiario del pago único:

  • Iniciar, una vez recibida la capitalización y en el plazo límite de un mes, la actividad laboral en cuestión. Además, se ha de entregar ante la Entidad Gestora los documentos que acrediten este extremo. 
  • Si se percibe la modalidad de cobro de la prestación mediante pago único, el beneficiario no va a poder volver a ser acreedor de recibir la prestación por desempleo hasta que no pase el mismo tiempo que el capitalizado en las prestaciones. Tampoco cabrá la posibilidad de pedir otra capitalización hasta que no haya transcurrido, por lo menos, un cuatrienio. 
  • La cuantía recibida se ha de destinar a la participación social obligatoria, en los casos de las sociedades o cooperativas; o la inversión ineludible para el desarrollo de la actividad, si se trata de trabajadores autónomos, con o sin diversidad funcional. Si no se satisface este requisito, se habrá producido el cobro indebido de esta cantidad y deberá procederse a reintegrarla.

Por otro lado, hay que considerar que el dinero concedido dependerá, básicamente, de la inversión que se va a realizar. Posteriormente, será posible exigir que se acrediten los gastos mediante las facturas oportunas. Si no se lleva a cabo esta justificación, la Entidad Gestora tendrá derecho a exigir el reintegro del dinero pagado.

Cómo se pide el pago único y otras informaciones de interés

Por último, vale la pena repasar cómo se puede acceder al cobro de la capitalización de la prestación por desempleo. Se trata de una serie de trámites administrativos a los que hay que prestar la atención necesaria para poder ser beneficiario de la ayuda. 

En primer lugar, hay que señalar que la solicitud del pago único se puede presentar de las siguientes maneras:

  • A través del apartado de sede electrónica de la página web del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
  • En la oficina de prestaciones, después de la confirmación de la cita previa obtenida en la sede electrónica del SEPE.
  • En cualquier oficina de registro público.
  • Vía correo administrativo.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que se pagará el importe de la prestación, la cual va a ser calculada en días completos. En este sentido, se va a deducir la cuantía derivada del interés legal del dinero. Además, también hay que considerar que la cantidad que falte por percibir podrá concederse por la vía de pagos mensuales, de cara a subvencionar la cotización del trabajador a la Seguridad Social. Otra cuestión relacionada con las anteriores implica que, si se pide la subvención de contribuciones de la Seguridad Social, no se va a poder acceder, a posteriori, a la capitalización en pago único de la prestación que falte por recibir.

Por último, no hay que olvidar que, a partir del 1 de enero de 2013, han quedado excluidas del IRPF todas las prestaciones de desempleo que se hayan cobrado por la vía de la modalidad del pago único. En este aspecto, resulta imprescindible haber mantenido la inversión durante el plazo mínimo de un lustro.

En definitiva, el cobro del pago único de la prestación de desempleo supone una medida que se adapta a las necesidades de creación de empleo emprendedor.

Formación relacionada

La página web www.cerem.pe utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir