Claves para gestionar el estrés en el trabajo

Claves para gestionar el estrés en el trabajo
Estos son algunos consejos para reducir el estrés laboral, un problema que afecta a muchos trabajadores y que hace disminuir la productividad en el trabajo

La importancia de la gestión emocional en la empresa es algo que ya casi nadie niega. Sin embargo, muchas veces no se le presta la atención que merece, pues se da prioridad a otros temas. Los jefes se centran en cumplir objetivos y aumentar la productividad, pero a veces ignoran que es precisamente el estrés laboral lo que provoca unos peores resultados.

Una persona con ansiedad, totalmente agobiada y sometida a constante presión no podrá tener una relación funcional con su trabajo. Por eso es importante ponerle a este problema solución antes de que tenga consecuencias más graves no solo para el desempeño laboral, sino también para el estado de salud y ánimo de la persona en cuestión.

¿Qué es el estrés laboral?

Antes de explicar cómo prevenir el estrés, es importante definir el concepto. El estrés es una respuesta que tiene el cuerpo humano para resolver determinadas situaciones, la cual se manifiesta a nivel físico y mental. Esto quiere decir que es normal que una persona sienta nervios en momentos de picos de trabajo o frente a crisis graves que haya que resolver.

No tiene por qué ser algo muy negativo si se trata simplemente de reacciones puntuales frente a estímulos concretos. El problema viene cuando se convierte en algo crónico y cuando el estrés pasa de ser una respuesta necesaria del cuerpo a un estado constante que llega a afectar, incluso, fuera del trabajo.

Es en estos casos cuando se hace urgente tomar medidas para aliviarlo y, en el mejor de los casos, eliminarlo. De lo contrario, este estrés influye negativamente en el buen ánimo de la persona que lo padece y acaba afectando a su salud y su vida privada.

Medidas de prevención del estrés laboral

  • Identificar posibles generadores de tensión: Para prevenir situaciones de estrés, lo primero es identificar cuáles son y cómo se reacciona ante ellas. De esta manera será más fácil ponerles solución y cambiar la manera de enfrentarse a esas cuestiones. Las personas que tienen empleados a su cargo pueden intentar también identificar el origen del estrés en la plantilla. A veces se trata de procesos que se pueden cambiar de forma que los trabajadores se sientan más cómodos.
  • Más formación: Muchas veces, una de las cosas que provoca situaciones angustiantes en el trabajo es no sentirse a la altura de lo que se pide a los profesionales. Una manera de hacer frente al problema es que la persona que se ve sometida a estrés laboral aumente su formación en los aspectos en los que considera que flaquea. Así se verá a sí misma capacitada para hacer frente a su trabajo y tendrá más confianza en su labor, reduciendo la ansiedad.
  • Practicar el mindfulness: Se trata de una técnica que implementan muchas empresas para sus empleados. En muchos casos el estrés viene no solo del trabajo, sino de la dificultad a la hora de compaginarlo con la vida personal. Los líderes empresariales son conscientes de que el mindfulness facilita esta conciliación reduciendo el estrés y la ansiedad. De hecho, también hay bastantes personas que lo incorporan en su tiempo libre.
  • El mindfulness pretende mejorar la calidad de vida focalizando la atención y la conciencia en un sentimiento o pensamiento. Para practicarlo hay que poner los cinco sentidos en el entorno. Esto significa sentir los olores, escuchar los ruidos, notar los propios pasos y concentrarse en el tacto de lo que se toca. También se podría incluir aquí el control de la respiración. Esto es muy importante, ya que respirar correctamente ayuda a aliviar la ansiedad.
  • Practicar deporte: También hay empresas que están empezando a incluir el deporte en la rutina laboral. Lo hacen porque son conscientes de que mucha gente sacrifica el ejercicio al no tener suficiente tiempo libre después de cumplir con la jornada de trabajo y las obligaciones personales. Sea como sea, el deporte es fundamental para la salud y también para tener un buen estado de ánimo.

Por eso, ya sea en el trabajo o durante el tiempo libre, es imprescindible dar a la actividad física la importancia que le corresponde. Si ejercitarse es necesario para todos, lo es más para las personas sometidas a constante estrés laboral. Esto es así porque haciendo deporte las personas liberan estrés y energía negativa.

Es más, se trata de un momento en el que se focaliza la atención en el propio cuerpo, de modo que se puede olvidar por un rato aquello que está preocupando.

Fomentar el diálogo entre empleado y jefe

Este es un consejo que se aplica tanto a las personas con empleados a su cargo como a trabajadores que sufren estrés laboral. La falta de comunicación entre jefes y trabajadores puede derivar en ansiedad si la persona no entiende lo que su superior quiere de ella o piensa que la está tratando injustamente. Siempre desde el respeto y el diálogo, es beneficioso tratar estos temas antes de que vayan a más.

Igualmente, el líder debería dar unas pautas al empleado explicándole las expectativas que tiene puestas en él y también mantenerle informado sobre sus puntos fuertes y los aspectos que debe mejorar. Al fin y al cabo, es normal sentirse más relajados si se nota que aumenta el control sobre lo que está afectando.

Por otro lado, un clima de confianza entre ambos permite tratar esas pequeñas cosas que generan tensión e intentar encontrar una solución que satisfaga ambas partes.

Respetar el descanso y el tiempo personal

Este es un consejo dirigido tanto a los empleados como a los jefes o emprendedores. Muchas veces se tiene la tentación de mirar los emails o el teléfono al terminar la jornada laboral, durante el fin de semana o incluso en vacaciones.

Esto no es nada recomendable, ya que solo se consigue llevar los nervios del trabajo a casa, de modo que la relajación tampoco se consigue en ese tiempo libre. Es entonces cuando el estrés laboral se hace crónico y empieza a afectar también a la vida privada. Lo mejor es cerrar el email al llegar a casa y, si se tiene teléfono de empresa, apagarlo.

En su lugar hay que dedicar ese tiempo a disfrutar con la familia, los amigos y de todo aquello que apasiona. Se trata, al fin y al cabo, de mantener una parcela de vida privada ajena a lo que pasa en el trabajo.

Además de aplicárselo a uno mismo, los jefes deberán tener presente este punto y respetar el descanso de sus trabajadores. Por eso tendrán que evitar escribirles o llamarles fuera de su horario, haciendo solo excepciones si se trata de algo absolutamente imprescindible.

Hablar con familiares, amigos o compañeros

Hay veces en que la persona que sufre estrés laboral se ve realmente sobrepasada por la situación, y en este caso extremo ya no será capaz de controlarla por sí misma. En estos escenarios lo mejor es hablar con familiares o amigos que puedan dar consejos, aportar una visión más optimista sobre el tema o al menos escuchar. A veces solo se precisa desahogarse para sentirse mejor.

También en este sentido conviene tener buena relación con los compañeros, pues algunas de las peores crisis pueden venir trabajando. Si esto sucede y una persona se siente saturada, es recomendable hablar con estas personas y explicarles lo que está pasando. Puede que incluso sean capaces de ayudarla, ya que al final forman parte del mismo equipo, pero, en cualquier caso, al menos se cuenta con una voz amiga capaz de tranquilizar a los sujetos.

Acudir a un profesional

Estos son algunos consejos que ayudan a disminuir o superar el estrés laboral. Sin embargo, es cierto que hay personas cuyo nivel de ansiedad y estrés es tan alto que necesitan ayuda para salir de ello. Si es así, es muy recomendable acudir a un psicólogo, pues ayudará a tratar la raíz de las tensiones y a construir una base sobre la que trabajar,

De hecho, hay empresas que fomentan los servicios de estos profesionales de la salud mental, sobre todo aquellas con actividades más proclives a provocar estrés. Esta es una buena manera de tratar desde un inicio un problema que se agravará si no se frena y de apoyar a cualquier persona que lo sufra.

En definitiva, hay maneras de reducir el estrés laboral e incluso de frenarlo cuando ya se padece. Las empresas, en su mayoría, reconocen la existencia de este problema y la necesidad de ponerle solución. Sin embargo, muchas de ellas no son plenamente conscientes de hasta qué punto puede llegar. Por eso siguen dando prioridad a otros temas que, aunque importantes, al final acaban viéndose afectados por el malestar de los trabajadores.

Es importante, pues, ser conscientes de que el estrés laboral afecta al núcleo de la empresa, pues la persona que lo padece está desmotivada y es menos productiva. A esto hay que añadirle además que el estrés crónico y la ansiedad pueden llegar a producir efectos graves en la salud, de modo que se hace necesario ponerles freno cuanto antes. Las medidas propuestas ayudarán a conseguir este propósito, mejorando la situación de los empleados.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

Alicia Blanca Gómez Muñoz

Enviado el

Buenas tardes Jesús.
Me resultó de gran interés su artículo, me sirvió para recordar algunas situaciones estresantes sufridas en algún momento dentro de alguna empresa.
Actualmente, por desgracia, creo que éstas situaciones son muy comunes por el ritmo tan acelerado al que nos empuja el mercado, hasta el punto que se han llegado a normalizar.
Me parece fundamental la buena comunicación entre jefes y empleados para crear un buen clima laboral.
Todas las personas tenemos puntos fuertes y débiles, aunque desempeñemos la misma función dentro de una empresa. Si un empleado se siente incomprendido o ninguneado por sus jefes, psicológicamente se verá afectado, a la larga bajará su rendimiento, con la posibilidad, en el peor de los casos, de requerir una baja laboral, situación que afectaría negativamente a la empresa finalmente.
Mi conclusión final es: Si se cuida y motiva a los trabajadores, éstos ofrecerán lo mejor de sí mismos.
Muchas gracias. Un saludo

La página web www.cerem.pe utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir