Coordinación preventiva: Empresa titular y principal

Coordinación preventiva: Empresa titular y principal
Un repaso exhaustivo de las funciones de los actores en materia de coordinación de prevención de riesgos en centros laborales con concurrencia empresarial

La cooordinación en materia de prevención de riesgos laborales constituye una de las facetas más relevantes de las actividaes empresariales, dado que el cumplimiento de las normativas, en estos aspectos, resulta ineludible. La seguridad de los trabajadores supone un bien que ha de ser protegido con todos los medios al alcance de la empresa.

Por otro lado, los nuevos tiempos han propiciado nuevas formas de trabajar, alejadas de las tradicionales. En la actualidad, no se puede dar por hecho que una empresa sea la única propietaria y responsable de un centro de trabajo. A menudo, se produce la concurrencia de empresas (como las contratas y subcontratas) o trabajadores de distintas firmas en un mismo lugar de trabajo, lo que debe ser regulado, sobre todo a efectos de asuntos con tanta relevancia como la prevención de riesgos laborales.

Estos contextos laborales, de hecho, se encuentran en auge, dado que el coworking se ha revelado como una tendencia cuyo seguimiento radica en la optimización de recursos. No en vano, estas técnicas de trabajo colaborativo o compartido también han sido de uso común en el mundo de la construcción, ámbito en el que la fórmula de las UTE (Unión Temporal de Empresas) y otras similares han justificado la aplicación de una normativa específica en esta materia.

A continuación, un repaso a las condiciones que rigen la coordinación en la prevención de riesgos laborales en los centros laborales en los que coincidan empleados de dos o más empresas. A grandes rasgos, el empresario principal ostenta la responsabilidad última acerca de la observancia del cumplimiento de las medidas de prevención de riesgos laborales de los trabajadores. Asimismo, se ha de garantizar la representación de estos a la hora de la exigencia de la efectividad de dichas medidas.

Unos conceptos previos

Cuando se produce la concurrencia de efectivos de distintas empresas en un mismo centro laboral y ninguna de ellas se hace cargo del control de los riesgos laborales, la consecuencia inequívoca es un incremento de la siniestralidad.

El artículo 24 de la LRPL (31/1995) abordó este asunto, el cual fue desarrollado por el Real Decreto 171/2004, de 30 de enero. Este describe los conceptos relativos a los lugares de trabajo, los empresarios y las tipologías de empresarios. Además, lo cual resulta de vital importancia para regular estas coyunturas de trabajo, establece las obligaciones relativas a las categorías reseñadas.

En las siguientes líneas, se explicitan las obligaciones que todos estos actores han de cumplir para que no se resienta la efectividad de la prevención de riesgos laborales en el centro de trabajo.

1. Los trabajadores que no forman parte de la misma empresa, pero llevan a cabo sus labores en unos espacios que no pertenecen a ninguna de ellas en particular, sino a todas ellas.

  • Cooperación en el intercambio de información previo a la realización de las actividades
  • Estas informaciones serán unificadas por los empresarios, que las tendrán en cuenta en materia de riesgos laborales
  • Interposición de las medidas de coordinación oportunas respectivas a la prevención

2. El empresario titular, que es quien tiene la facultad de gestionar el centro de trabajo y, por consiguiente, ponerlo a disposición. Además de cumplir con las dos primeras obligaciones citadas para los trabajadores, los empresarios titulares deben informar de las siguientes cuestiones:

  • Implementación de las medidas de emergencia en el lugar de trabajo
  • Riesgos del centro laboral que puedan influir en la realización de las tareas habituales y formas de prevenirlos
  • Indicaciones relativas a la prevención y las emergencias en el lugar de trabajo
  • Aunque la iniciativa, en este aspecto, recaiga en el empresario principal, deben encargarse de establecer las medidas de coordinación de la prevención oportunas

3. El empresario principal, que es quien realiza la contratación o subcontratación a otros de las obras y los servicios relativos a sus actividades laborales, las cuales se desarrollarán en su propio lugar de trabajo. Aparte de las funciones que el empresario titular compartía con los trabajadores, que también son asumidas por el empresario principal, este ha de llevar a cabo, igualmente, las tres primeras citadas en el apartado del empresario titular. A continuación, las distintivas del empresario principal:

  • Observancia y constatación relativa a si los autónomos concurrentes y las firmas contratistas y subcontratistas cuentan con la planificación de la prevención y evaluación de los riesgos laborales.
  • Asegurarse de que se ha realizado la formación relacionada con la prevención y se han comunicado las indicaciones e informaciones que, en este aspecto, ha facilitado.
  • Iniciativa a la hora de establecer las medidas de coordinación oportunas en materia de prevención.

Por otro lado, como estos contextos laborales remiten a una cierta complejidad, el citado Real Decreto 171/2004 valora la presencia en los centros laborales del coordinador laboral, quien puede ejercer de nexo entre los actores introducidos y favorecer la puesta en marcha de las medidas señaladas y su efectividad. Asimismo, el Real Decreto en cuestión enfatiza la cuestión de los derechos correspondientes a quienes representan a los trabajadores. Los siguientes serán tenidos en cuenta:

  • Recepción de la información pertinente acerca de la concurrencia
  • Posibilidad de participar en la planificación de los medios de coordinación de la prevención
  • Articulación de reuniones conjuntas de los comités de seguridad y salud de las firmas que concurren

Una especificación de las obligaciones de cada uno de los protagonistas

Hay que señalar que vale la pena profundizar en las funciones que han de cumplir todos estos actores que concurren en el mismo lugar de trabajo. Aunque en el plano teórico puedan parecer relativamente claras las atribuciones, conviene destacar que la actividad laboral rutinaria acaba por mostrar la complejidad de las situaciones que se crean y la producción de ciertos conflictos. Por eso, puede interesar ponerse en manos de especialistas en interpretar estas coyunturas laborales, de manera que estos presten un valioso asesoramiento a la hora de dilucidar qué tiene que hacer cada uno de los participantes en las actividades laborales concurrentes en el mismo centro de trabajo. De hecho, como se ha podido comprobar anteriormente, numerosas funciones son compartidas entre los distintos protagonistas, lo que puede provocar, en estas zonas grises, confusiones y conflictos. Aparte de aclarar cómo se ha de cumplir con la normativa vigente y establecer la previsibilidad de las operaciones del resto de concurrentes en el centro de trabajo, la asesoría laboral también puede establecer un proyecto de planificación que sirva para que este aspecto clave de los trabajos de una empresa, la prevención de riesgos laborales, pueda desarrollarse de forma coordinada y eficaz.

Con el fin de evitar, en la medida de lo posible, estas problemáticas, es preciso incidir en cómo ha de realizarse la plasmación práctica y cotidiana de estas medidas de coordinación de la prevención de los riesgos laborales. En especial, resulta prioritario diferenciar funciones entre los empresarios titulares y principales, dado que esta dualidad a menudo no es comprendida por algunos responsables de las funciones coordinadoras.

En cuanto al empresario titular, hay que recordar que posee la titularidad de las instalaciones en las que se realizan los trabajos, pero no aporta trabajadores a los proyectos. Por consiguiente, sus obligaciones se reducen a las tareas de información a los empresarios concurrentes, información referente tanto a los riesgos para las firmas contratadas y subcontratadas como a las medidas de prevención de estos. Asimismo, tendrá que dar información acerca de cómo hay que actuar frente a determinadas emergencias.

Por su parte, el empresario principal se hace cargo de unas atribuciones mayores, tanto en número como en grado de importancia. Como ya ha sido informado por el empresario titular de los riesgos de las instalaciones donde se trabaja y la manera de prevenirlos y, en caso de que se generen emergencias, afrontarlos, su función principal consistirá en comunicar estas cuestiones a sus propios trabajadores y a los que hayan sido contratados para obras y servicios concretos. Además, ha de velar por el cumplimiento efectivo de las medidas y labores de coordinación de los riesgos laborales, lo que implica una estricta observancia de la normativa aplicable y la auténtica efectividad de las medidas de coordinación que se hayan dispuesto.

Las dudas principales de quiénes tienen que analizar qué medidas de coordinación en la prevención de los riesgos laborales se deben implantar surgen, como se había avanzado, cuando se produce la dualidad entre los cometidos del empresario titular y principal. Esto sucede, básicamente, cuando esta figura no coincide en los mismos sujetos, lo que resulta habitual, por ejemplo, en el ámbito de la construcción, entre otros casos cuando una empresa subcontrata una obra o un servicio que no pertenece a su propio sector de actividad. En la línea de incrementar la complejidad de esta tesitura, la empresa subcontratada puede, a su vez, llevar a cabo una nueva subcontrata. En esta situación, la primera empresa citada constituye la empresa titular y la reseñada en segundo lugar es la principal. Sirva este ejemplo práctico para aclarar qué funciones se atribuyen a según qué agentes.

En definitiva, la normativa de aplicación facilita la organización de unas labores fundamentales, como las de prevención de riesgos laborales, en los contextos complejos de la concurrencia de diversas empresas en un mismo lugar de trabajo.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

Abdelaziz

Enviado el

Hola

La página web www.cerem.pe utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir