El mindfulness: felicidad personal y felicidad laboral

Cómo aplicar el mindfulness para aumentar la productividad laboral
El mindfulness favorece la felicidad personal, y también la laboral. Diversas empresas han visto los beneficios en liderazgo y reducción de estrés.

El mindfulness más allá de los beneficios que brinda para la felicidad personal está siendo aplicado por las empresas como una filosofía. Esto se debe a que su impacto y potencial va más allá de una simple técnica de manejo del estrés, sino que puede ser aplicado para transformarse en función de un liderazgo significativo.

Es decir, el mindfulness está aportando efectos positivos en la productividad, el bienestar laboral y el liderazgo de las empresas. Dicho de otra manera, el mindfulness es útil como instrumento de habilidades esenciales para hacer frente a los cambios organizacionales.

Origen del mindfulness

Es una enseñanza que nace del budismo, una ideología filosófica que data de 2500 años a.C. Se estima que el mindfulness tiene su origen en Kapilavastu, sitio que actualmente es frontera entre la India y Nepal. En este sitio un hombre, descendiente de Suddhodana, monarca de los Sakya, denominado Siddharta Gautama, constituye la primera alusión histórica hasta la fecha. Es ahí, donde las enseñanzas orientales sobre el ser humano y la consciencia han tomado forma para luego propagarse por todo el mundo.

Componentes del mindfulness

Para realizar la práctica de la conciencia plena, es necesario conocer ciertos preceptos. A continuación, se presentan los más importantes.

Estar presentes

Hace referencia a poner atención en los acontecimientos del momento. Se trata de no adelantarse a las situaciones futuras, ni retroceder para volver al pasado. Con esto puede decirse, por ejemplo, al momento de lavarse los dientes centrar la atención en la acción en pleno.

No emitir juicios sin respetar criterios y opiniones.

Con esto se busca ser espectadores ecuánimes de la vivencia. Principalmente se tienen apreciaciones y puntos de vista sobre una buena parte de los sucesos. Constantemente las personas emiten juicios y con el mindfulness es todo lo opuesto.

Sin embargo, no significa que se anulen los juicios, pero sí que puedan desarrollar la habilidad de ser conscientes cuando hagan dictámenes.

Aceptación

Se refiere a reconocer los verdaderos colores de las cosas. Permite experimentar plenamente el presente, ya sean situaciones sencillas o difíciles.

Desapego

Implica cultivar una mente que no está apegada a nada y considera el comienzo y el final de las situaciones como parte de la vida. Al igual que respirar, todo en la vida es recibir y dejar ir, y este proceso se repite.

Mente de principiante

Consiste en intentar experimentar cada momento como si fuera nuevo o fresco. Además, permite ver la situación y a las personas como la primera vez en lugar de pensamientos, expectativas e ideas preconcebidas.

El mindufulness permite disfrutar todo como la primera vez y añade entusiasmo por las pequeñas cosas de la vida. Los componentes de la atención plena ayudan a comprender profundamente su significado y el aprendizaje que deja la práctica.

El mindfulness y la felicidad laboral

El mindfulness y su relación con la felicidad personal

El mindfulness no es una mera técnica de relajación, sino una reacción universal frente a la vida, un estilo de vida con base en la calma, la paz, autocontrol, tranquilidad y el conocimiento de sí mismo, que posibilita aumentar los sentimientos positivos.

El ser humano está constantemente en la búsqueda de la felicidad como si de un objeto se tratase. Es según esta práctica, un camino equivocado que fácilmente puede conducir hacia la frustración. Por lo tanto, es fundamental comprender que muchos de los estados de la felicidad están al alcance en el presente. Esto sugiere que esperar el futuro y que el mismo esté cargado de felicidad, es absurdo.

La felicidad se refiere a los estados emocionales o sentimientos que se miden en un momento determinado, las valoraciones positivas o negativas. Así como la respuesta emocional a las experiencias previas.

Lo más aconsejable en el momento de hallar esta felicidad es comenzar por conceptualizar aquello que no es la felicidad. Comúnmente esta averiguación se fundamenta en la consecución de metas enormes, como triunfar y obtener grandes porciones de dinero, tener un óptimo puesto de trabajo, entre otras.

Beneficios del mindfulness para la felicidad personal

Esta técnica se transformó en uno de los métodos más útiles de control emocional que se ocupa de la aceptación y posibilita reducir la impulsividad. Del mismo modo, fortalece la conciencia de sí mismos.

Además, presta apoyo para continuar en conexión con los valores y propósitos de cada uno, haciendo que sea posible obtener un más grande nivel de satisfacción. Permite hacer frente a los inconvenientes con serenidad teniendo en cuenta el problema y de la misma forma la resolución del mismo.

Admitir esas cosas que son imposibles de modificar es una buena forma de ser un poquito más felices. Finalmente, una mejor administración de los pensamientos, los sentimientos y de las conductas, pone un alto a ciertos patrones de pensamiento que son perjudiciales y que echan de lado la felicidad

Mindfulness: felicidad laboral

Obviando las circunstancias y el entorno en el que se desenvuelve la vida personal de los empleados, algunos aseguran que la felicidad laboral depende del ambiente. Es por esto que es importante que las áreas de trabajo promuevan la paz de quienes las habitan.

El mindfulness es de origen ancestral y pertenece a los paradigmas más relevantes de los últimos tiempos en la ciencia del comportamiento. Se pone en práctica en varios entornos: el colegio, las consultas de terapia psicológica, el plano deportivo y además el ámbito gremial.

Beneficios del mindfulness en el campo laboral

La práctica del mindfulness encierra la oportunidad de aumentar la productividad, el bienestar personal y organizacional. Los beneficios que se reciben de la práctica de esta corriente generan una transformación dual a nivel individual y organizacional. Además, incide en la cultura, provoca resultados perdurables en el tiempo.

¿Es útil en las empresas? Visiblemente, sí. Puesto que la práctica de la atención plena favorece al capital humano de una compañía y a su paz, y por consiguiente a la productividad de esta y el rendimiento de sus empleados.

De la misma manera, promueve un modelo organizacional diferenciado a través del bienestar y la felicidad de los trabajadores. Es pertinente mencionar algunos de los beneficios de esta extraordinaria práctica.

Incrementa la aptitud para el liderazgo

El mindfulness es un punto positivo para los cargos de rango medio y superior de una compañía, pues permite ser mucho más conscientes y favorece la inteligencia emocional. Además, favorece las relaciones con los asistentes y no menos importante, ayuda a inspirar desde una perspectiva compartida y a disfrutar de autoconfianza superior.

El bienestar de los empleados aumenta

El bienestar de los empleados guarda estrecha relación con el éxito o fracaso de la compañía. O sea que, si los trabajadores se sienten más felices, disfrutan y hay satisfacción en la organización en la que permanecen, rinden más.

Minimiza los niveles de estrés

El estrés está bastante ligado con la tranquilidad y la satisfacción de los trabajadores, cabe destacar que son opuestos entre sí. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), ejemplificando, ha relatado que el estrés gremial podría dar por sentado pérdidas de entre el 0,5% y el 3,5% del Producto Interno Bruto de las naciones.

Es por ello que el mindfulness viene llamando la atención de ejecutivos que buscan no sólo motivar la productividad de sus colaboradores, sino también aprender a manejar el estrés.

Potencia la inteligencia emocional

Ejecutar la atención ayuda a los conjuntos y dirigentes a desarrollar una mente tranquila y atenta y en otras palabras clave para lograr desarrollar su Inteligencia Emocional.

Además, permite el equilibrio de la mente y posibilita que los individuos sean capaces de notar sus propios pensamientos, emociones y actitudes y aquello les ayuda a tener equilibrio emocional, en especial una vez que emergen obstáculos, algo que en las empresas se crea a diario.

Este entrenamiento de la atención es clave en el nivel de concentración y con ello en el rendimiento de sus empleados. En el año 2007 Google convocó a un grupo de expertos Mindfulness, Neurociencia, Liderazgo e Inteligencia Emocional con la intencion de crear un programa formativo interno denominado “Search Inside Yourself”.

Profesionales como Daniel Goleman, padre de la Inteligencia Emocional, el psicólogo Richie Davidson, el neurocientífico Philippe Goldin, el jefe empresarial Marc Lesser y Jon Kabat-Zinn fundador del procedimiento MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction), brindaron sus conocimientos y asesorías para generar este procedimiento que potencia la Inteligencia Emocional de los trabajadores de Google.

Esta formación interna es la más demandada por sus empleados y demostró un efecto positivo en áreas como la concentración, la creatividad, el compromiso, la participación y el rendimiento.

Refuerza la concentración y la capacidad de atención

La concentración es esencial para un buen liderazgo porque le permite escuchar activamente, aumentar la eficiencia, concentrarse en realizar tareas y administrar mejor el tiempo. Dado que el núcleo de la práctica de la atención plena es mantenerse concentrado en el momento, uno de los principales beneficios de los gerentes es que les ayuda a mantenerse enfocados.

Por lo tanto, varios estudios, algunos de los cuales fueron llevados a cabo por investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, el Hospital General de Massachusetts (MGH) y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), encontraron que existe una relación directa entre la práctica de la atención plena y el aumento de la concentración.

Fomenta la comunicación

La práctica de la atención plena optimiza las capacidades comunicativas como la escucha activa. Asimismo, perfecciona la comunicación interna en las empresas, ya que ayuda a ser más conscientes y hace que las formas de expresión sean eficientes.

Afianza las colaboraciones entre los colegas

El mindfulness hace posible que las personas estén atentas a las situaciones del presente con una mentalidad libre de prejuicios. Es decir, posibilita la conexión con otros individuos e impulsa la comunicación. También, ayuda a minimizar la frecuencia de las confrontaciones y beneficia la cohesión en grupo, tan esencial para el trabajo en equipo

Potencia la creatividad

El mindfulness es muy eficaz para el fortalecimiento y bienestar emocional. Las personas que llevan a cabo esta práctica tienen la posibilidad de estar más relajados y con la mente tranquila.

Un cuerpo y una mente despejada proporcionan un lugar para crear ideas novedosas.

Incrementa la productividad

A lo largo de este escrito se mencionan una serie de beneficios que brinda la práctica, los cuales permiten que las organizaciones alcancen mayor productividad. Esto parte de la satisfacción de cada uno de sus integrantes, puesto que una vez que el capital humano está satisfecho en la organización en la que presta servicios, la compañía lo nota. Invertir en los empleados es invertir en la felicidad organizacional.

El mindfulness reduce el estrés en los entornos laborales

¿Cómo poner en práctica el mindfulness en la empresa?

Aunque esto pueda parecer insignificante, la capacidad de analizar y resolver situaciones o problemas utilizando herramientas desarrolladas a través de esta práctica no es fácil de conseguir. La mejor manera de garantizar que los empleados puedan trabajar desde la atención plena se puede resumir de la siguiente manera:

Enseñar y motivar

Si efectivamente el objetivo es que todos los miembros de un equipo de trabajo participen en esta práctica, entonces el primer paso es enseñarles cómo hacerlo. Es ideal ofrecer seminarios introductorios sin influir en su horario de trabajo.

Utilizando ejemplos concretos para demostrar que, de hecho, la aplicación del mindfulness les proporcionará mejoras profesionales y personales, que también son útiles.

Formar parte de la práctica

La mejor forma de liderar es predicar con el ejemplo, especialmente cuando se promueve el uso de nuevas herramientas en el lugar de trabajo. Solicitar a los ayudantes de la organización que pongan en práctica el mindfulness. No obstante, si sus dirigentes directos no lo hacen va a ser inútil.

¿Cómo se practica el mindfulness?

La meditación es una actividad innata del hombre, es la conciencia de la respiración. Hacerlo no requiere de instrumentos, bastará con recostarse en una silla por un espacio de tiempo no mayor a 5 minutos. Seguidamente cerrar los ojos, al mismo tiempo que se pone toda la atención en el acto de la respiración.

Al hacer esto pueden aparecer una serie de emociones, sentimientos y es muy natural que suceda.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

AudreyPer

Enviado el

Hola

La página web www.cerem.pe utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir