Pago atrasos convenio a los trabajadores que han cesado en la empresa

Atrasos salariales, causas, forma de cálculo, cotizaciones obligatorias de las empresas, desvinculación de la empresa y complemento a cuenta de convenio

En esta entrada del blog se determinará si es obligatorio que las empresas abonen los atrasos salariales a los trabajadores que ya han cesado su relación laboral con la empresa, atrasos a consecuencia de diversos factores que se explicarán más adelante. De forma previa a este tema, se explicará de forma introductoria qué es un convenio colectivo, los tipos que existen y su contenido.

El convenio colectivo es una de las fuentes normativas más importantes dentro del ordenamiento jurídico, ya que se dedica a regular los derechos y deberes entre las partes relevantes de una relación laboral. Estas herramientas jurídicas se determinan en base a unos contenidos mínimos y se establecen por zona geográfica o por ámbito laboral.

Los preceptos establecidos en ellos son obligatorios y vinculantes para ambas partes; su importancia máxima radica en que, en esta normativa, el contrato individual entre empresa y trabajador, no podrá nunca empeorar las condiciones establecidas en el convenio colectivo que les afecte, de ahí el sentido y la importancia de esta norma.

Tipos de convenio colectivo

  • Convenios colectivos sectoriales; afectan a un sector determinado.
  • Convenios colectivos de empresa; afectan a una determinada empresa.
  • Convenios colectivos inferiores a la empresa; solo afectan a un determinado número de trabajadores o a un centro de trabajo concreto.

Además, dentro de los convenios sectoriales hay que distinguir más grupos:

  1. Convenios sectoriales estatales.
  2. Convenios sectoriales provinciales.
  3. Convenios sectoriales interprovinciales.
  4. Convenios locales o comarcales.

Contenido del convenio colectivo

Los convenios colectivos no son homogéneos, ya que pueden variar según la zona del país o según el sector. Entre el contenido relevante se establecerá: duraciónámbito territorial o sectorial y denuncia del mismo, entre otras cuestiones.

Los convenios colectivos regulan materias de todo tipo según el sector o el ámbito territorial, pudiendo regular materias de índole económica, laboral y sindical.

En el contenido que regulan, se encuentran las vacaciones, los horarios, las excedencias, permisos o licencias y las tablas salariales anuales, entre otras muchas cuestiones. El propio convenio puede regular las materias o puede remitirse al Estatuto de los Trabajadores, al contrato de trabajo o a los pactos individuales a los que lleguen empresarios y trabajadores en el seno de cada empresa.

Para finalizar, y una vez que se ha explicado todo lo relativo a los convenios colectivos de forma breve, para conocer los derechos y obligaciones de cada trabajador, así como para calcular el salario en base a las tablas salariales y demás cuestiones, hay que saber qué convenio colectivo se aplica en la relación laboral teniendo en cuenta el ámbito geográfico y el sector.

Uno de los contenidos que más interés suscitan y que a su vez es de más importancia en los convenios es el salario que se determine en el mismo para los trabajadores, salario que vendrá compuesto por la categoría profesional y por la antigüedad. Esta cuestión vendrá reflejada en las tablas salariales que publica el convenio colectivo de forma anual, así como su posible revisión.

Dentro de este campo, uno de los puntos que más polémicas causa en la actualidad son los llamados atrasos salariales y, por este motivo, la entrada a este blog se centrará en ello.

Atrasos salariales

Los atrasos salariales se producen cuando el trabajador viene percibiendo, durante un determinado período de tiempo, cantidades inferiores a las que le correspondían.

Existen supuestos en los que no procede el abono de los atrasos salariales. Esto es, cuando un trabajador es remunerado por encima de los salarios establecidos en convenio (por un pacto individual entre empresario y trabajador) y, posteriormente al aumento salarial, este sigue siendo superior, no tendrá derecho al devengo de atrasos.

Causas

Pueden ser las siguientes:

  1. Actualización de un convenio y, por consiguiente, una revisión salarial (por ejemplo: que el convenio establezca una revisión salarial en 2018 y esta se produzca en 2019).
  2. Condiciones laborales. Son condiciones vigentes en el ordenamiento jurídico que no le han sido aplicadas al trabajador (por ejemplo: subida del salario mínimo interprofesional el 01/01/2019 y que en la presente fecha todavía no le haya sido aplicada al trabajador).
  3. Subida del salario. Si el empleador establece una subida del salario en noviembre, pero con efectos retroactivos al 01/01/2019 (en este caso se trataría de un pacto individual entre la empresa y los trabajadores).

Cálculo

La mayoría de los convenios suelen establecer las formas de cálculo sobre la regulación anual del índice de precios de consumo (IPC), por lo que habrá que estar a lo que dispone el citado texto normativo; en esta norma también vendrán indicados los plazos para hacer efectivo dicho pago. La mayoría de los atrasos salariales se deben a un incremento del sueldo en base a una revisión salarial establecida en convenio o por un pacto individual entre empresario y trabajador.

Para efectuar dicho cálculo, debe aplicarse el porcentaje que corresponda en el incremento sobre la base inicial y, de esta forma, se dividirá entre las semanas a las que corresponda.

Los salarios con efecto retroactivo se incluirán en la nómina en concepto de atrasos.

Los atrasos serán exigibles según la fecha de publicación del convenio o según lo que disponga el mismo en este sentido.

Las cotizaciones de los atrasos

Al tratarse de cantidades relacionadas con el salario y ser retroactivas, las empresas tendrán la obligación de regularizar dichas cantidades a la Seguridad Social; dicha obligación viene establecida en el artículo 56 del Real Decreto 1415/2004, de 11 de junio, del Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social.

La empresa tendrá el siguiente plazo para realizar tal regularización ante la Tesorería General de la Seguridad Social:

  1. Último día del mes siguiente que señale el convenio como plazo máximo para abonar los atrasos salariales.
  2. No obstante, por si el convenio no hubiera dispuesto nada al respecto, en el citado artículo del real decreto se establece como plazo el último día del siguiente mes al de su publicación.

En cuanto a los formularios o modelos para realizar la regularización de las cotizaciones, hay que resaltar que la empresa tendrá que elaborar un modelo TC-2 para cada uno de los meses que deba abonar atrasos y un TC-1 para cada año que tenga que regularizar en este sentido.

Por otra parte, la empresa también tendrá que regularizar en la Agencia Tributaria el IRPF de los trabajadores, ya que se abonarán los atrasos salariales y, de cara al futuro, el salario variará y, por consiguiente, el IRPF también; habrá que estar a lo dispuesto en el Reglamento del IRPF (artículo 80.1.5º). Los trabajadores también tendrán que declarar los citados atrasos salariales mediante liquidaciones complementarias o a través de la declaración de la renta.

Desvinculación de la empresa

Otro caso especial que hay que destacar es el los trabajadores que se hayan desvinculado de la empresa. Puede darse el caso de un trabajador que se haya desvinculado de la empresa, pero que en el momento en que prestaba servicios en la misma, su nómina tuviera que haberse visto afectada por la subida salarial correspondiente. En este caso, ese trabajador tendrá derecho a efectuar una reclamación en este sentido.

Este hecho implica que aun habiendo firmado el finiquito, este no supondría la renuncia a su derecho, ya que la deuda no era exigible en ese momento puesto que no se había firmado el convenio.

El trabajador tendrá de plazo un año natural desde que se publique el convenio colectivo en el BOE, tal como indica el artículo 59 del Estatuto de los Trabajadores.

Además, si un trabajador se ha desvinculado de la empresa por la vía de un despido improcedente, también tendrá derecho a reclamar la diferencia de cálculo entre la indemnización que percibió con el anterior salario y la que tendría que haber percibido tras el aumento del mismo, siempre que el carácter retroactivo afecte al período en el que el trabajador estaba contratado, es decir, antes del despido. También podrán solicitarlo las personas que se hayan jubilado.

Para proceder a la reclamación, tendría que presentar una papeleta de conciliación y, si esta quedase sin efecto, debería recurrir al procedimiento judicial.

No hay que olvidar que no abonar los atrasos salariales a los trabajadores que han cesado en la empresa supondrá un problema enorme para el trabajador, ya que verá afectado su recibo de finiquito y la indemnización (si la hubiere), así como la prestación por desempleo.

Complemento salarial a cuenta de convenio

Mientras no se publique el nuevo convenio, las empresas pueden establecer en las nóminas un complemento a cuenta del convenio. De esta forma, el salario se actualiza parcialmente, por lo que cuando se publique el importe a abonar para la empresa, este será menor.

En definitiva, es obligatorio abonar los atrasos salariales a los trabajadores que se han desvinculado de la empresa siempre que estos estuvieran desempeñando sus funciones en la misma durante el período que abarcaba dicha subida salarial; de lo contrario, los trabajadores tendrían derecho a reclamar dicho abono. Además, tal y como se ha apuntado, es obligatorio que las empresas regularicen dichos atrasos ante la Seguridad Social mediante los formularios correspondientes.

Comentarios (1)

Responder

Sergio ayesa murillo

Enviado el

Buenas :

Cómo podría saber si me corresponde compensación por el convenio , habiendo trabajado por ETT hasta junio 2018 , en diferentes empresas , sectores y ett's .

Gracias , atentamente un saludo .

La página web www.cerem.pe utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir