Trabajador a tiempo parcial: desempleo discriminatorio

Trabajador a tiempo parcial: desempleo discriminatorio
La discriminatorio en el cálculo de la prestación de desempleo a tiempo parcial y la doctrina del TJUE sobre la posible discriminación de este colectivo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminó en su reciente sentencia de 9 de noviembre de 2017 la normativa española que establece el cálculo de la duración de la prestación por desempleo de los trabajadores a tiempo parcial que concentran sus jornadas laborales tan sólo en algunos días de la semana es contraria a la normativa europea contenida en la Directiva 79/7/CEE del Consejo, de 13 de diciembre, relativa a la aplicación progresiva del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en materia de seguridad social.

Normativa española vigente.

El sistema para el cálculo de la duración de la prestación por desempleo de los trabajadores a tiempo parcial en España, que dio lugar a tal pronunciamiento, se encuentra recogido en el artículo 3.4 del Real Decreto 625/1985, de 2 de abril, por el que se regula la prestación por desempleo, que establece que para los casos en que las cotizaciones justificadas sean de un trabajo a tiempo parcial o de un trabajo efectivo cuando hay una reducción de jornada, cada día trabajado se calculará como un día cotizado, cualquiera que fuera la duración de la jornada. Esto implica que no se considerarán cotizados a los efectos del posterior disfrute de la prestación por desempleo aquellos días en que efectivamente no se haya trabajado.

Así, el cálculo, como hizo el Servicio Público de Empleo Estatal en el caso de María Begoña Espadas Recio que dio lugar al pronunciamiento del TJUE, se determina en función de los días de cotización, pero sólo teniendo en cuenta los días realmente trabajados, y no la totalidad de estos días. Esto, claramente, perjudica a quienes sólo prestan sus trabajos algunos días de la semana.

El efecto de esta controvertida legislación española es que un trabajador a tiempo parcial vertical, es decir el que presta sus servicios varios días de la semana, que cotice por todos los días de un año devengará un derecho a la prestación por desempleo de una duración inferior a la de otro trabajador que preste sus servicios a jornada completa aunque los dos hayan abonado las mismas cotizaciones.

La reclamación, en este sentido, de los trabajadores a tiempo parcial vertical, es decir que realizan su prestación laboral en días aislados de la semana en lugar de todos los días, es que ellos tienen derecho a que el cómputo de la duración de su prestación por desempleo se realice sobre la totalidad de todos los años cotizados en su conjunto, y no solo los días efectivamente trabajados.

Normativa discriminatoria.

El Juzgado de lo Social de Barcelona que remitió la consulta prejudicial al TJUE identificó ya una doble discriminación. De tal forma que, por un lado, los trabajadores a tiempo parcial sufren una penalización económica en su derecho al desempleo, ya que como perciben salarios de cuantía inferior a lo de los trabajadores contratados a tiempo completo, tienen derecho a una prestación por desempleo de un importe menor.

Además, por otro lado, vista la normativa señalada, la duración de su derecho a la prestación es menor porque exclusivamente se tienen en cuenta los días efectivamente trabajados, aunque el periodo de cotización sea más amplio.

Esta doble penalización de los trabajadores a tiempo parcial es mucho más acusada en el caso de las mujeres, porque como ya señaló el juzgado barcelonés en su consulta esta normativa afecta más al género femenino ya que ellas representan de los trabajadores a tiempo parcial vertical en torno al 75%. Así, este tribunal español entendía que en el caso en cuestión podía existir una discriminación que además era contraria a la Directiva de igualdad de trato entre hombres y mujeres en materia de seguridad social.

El Gobierno español alegó ante al TJUE en defensa del sistema de cálculo expuesto que la existencia de esta desigualdad en el trato viene amparada y justificada por el principio de cotización al sistema de la seguridad social. Esto, según el Gobierno, implica que como la duración del derecho a la prestación por desempleo debe calcularse en función del periodo trabajado por el trabajador en cuestión, para garantizar la proporcionalidad sólo deben computarse los días que el trabajador ha realizado prestaciones laborales efectivamente.

Sentencia del TJUE

El TJUE resolvió que esta medida española no parecía adecuada para garantizar la correlación que debe darse entre las cotizaciones que un trabajador paga y los derechos que éste puede reclamar en la prestación por desempleo. Entiende el tribunal con sede en Luxemburgo que los trabajadores españoles a tiempo parcial que concentran sus trabajos sólo en algunos días de la semana resultan perjudicados por la legislación española que se viene comentando.

De esta forma, considera el tribunal europeo que dado que las mujeres representan la mayoría de los trabajadores a tiempo parcial es claro que el método para el cálculo de la duración de la prestación por desempleo les perjudica en mayor medida que a los hombres. Deduce, de esta forma el tribunal que esta medida española constituye es discriminatoria y no justificada en el trato de las mujeres frente a los hombres.

Así, indicó el TJUE, que estamos ante un caso en el que a pesar de que la aplicación de la norma es igualitaria tanto para los hombres como para las mujeres, se produce una discriminación indirecta como consecuencia de que la aplicación de la ley, aunque formulada de manera neutra, perjudica de hecho a número mucho mayor de mujeres que de hombres, pues, como ya se ha dicho, la mayoría de trabajadores contratados a tiempo parcial son mujeres.

Discriminación de los trabajadores a tiempo parcial vertical.

También aludió el TJUE en la sentencia que aquí se viene comentando al hecho de que el ordenamiento jurídico español trata de manera diferente a dos grupos de trabajadores. De esta forma, por aplicación de la normativa controvertida un trabajador a tiempo completo tiene derecho a una prestación por desempleo de una duración superior a la de un trabajador que este contratado a tiempo parcial vertical, aunque ambos coticen por todos los días del año.

Esta circunstancia, según el tribunal europeo, da lugar a la creación de una distorsión que coloca en una situación peor a los trabajadores a tiempo parcial vertical.

Además, recalca el TJUE que los trabajadores a tiempo parcial tienen trabajos poco remunerados y tienen pocas opciones en lo atinente a sus condiciones laborales, por lo que se pueden ver compelidos a aceptar puestos en condiciones verticales.

Discriminación frente los trabajadores a tiempo parcial horizontal.

Aquellos trabajadores que prestan sus servicios a tiempo parcial durante todos los días de la semana reciben el nombre de trabajadores a tiempo parcial horizontal. A la vista de la normativa controvertida que se viene desgranando, estos en tanto que trabajan todos los días de la semana no serán penalizados por este sistema de cálculo de la duración de su derecho al desempleo. En este sentido, se tendrán en cuenta todos los días de su periodo de cotización para determinar la duración de su prestación por desempleo.

Así bien, se crea una situación discriminatoria de los trabajadores a tiempo parcial horizontal frente a los trabajadores a tiempo parcial vertical a los que se aplica la normativa aludida y sólo se les computa para el cálculo del tiempo que dura su prestación por desempleo los días que efectivamente prestaron sus servicios y no todos aquellos del periodo que cotizaron.

Pueden llegar a producirse casos como el del ejemplo que se detalla a continuación. Por un lado, a un trabajador a tiempo parcial vertical que trabaje 20 horas semanales que se distribuyen y concentran en sólo tres días de la semana, exclusivamente se le tendrán en cuenta para la realización del cálculo de su desempleo los tres días efectivamente trabajados cada semana. Mientras que, por otro lado, a un trabajador a tiempo parcial horizontal que trabaje 10 horas semanales que se distribuyen durante todos los días de la semana se le tendrán en cuenta para el cómputo de su prestación por desempleo la totalidad de los días.

A la vista de lo anterior, parece que es injustificado que existan estas distinciones en el trato entre los trabajadores cuando estos concentran en unos determinados días de la semana sus trabajos y cuando estos distribuyen su jornada laboral a lo largo de todos los días de la semana, ya sean trabajadores a tiempo completo o a jornada parcial.

En suma, como señaló el TJUE es necesario que el Reino de España realice una revisión de cómo se calculan las prestaciones por desempleo de aquellos trabajadores a tiempo parcial vertical que concentran las horas de realización de sus prestaciones laborales tan sólo en algunos días de la semana. De tal forma que también en esos casos el cómputo se realice teniendo en cuenta la totalidad de los días del periodo de cotización.

En ese sentido, el pronunciamiento europeo determinó que la en el cálculo de la prestación por desempleo de la trabajadora que recurría se tenga en cuenta la totalidad del periodo cotizado y no exclusivamente los días en que efectivamente realizó sus prestaciones laborales.

Formación relacionada

La página web www.cerem.pe utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir